9 de junio de 2009

Movilidad urbana sostenible

Artículo de ANIDA publicado en el periódico local Siete Días Yecla, 18-06-2009.

La movilidad sostenible tiene por objeto devolver al ciudadano el espacio público de la ciudad, poniendo freno al uso indiscriminado del vehículo privado, reduciendo las necesidades de movilidad motorizada, mejorando la calidad del aire, disminuyendo la contaminación acústica y fomentando los desplazamientos respetuosos con el medio ambiente.
Al respecto hace pocos días la Concejalía de Tráfico del Ayuntamiento de Yecla daba a conocer públicamente su Plan de Movilidad Sostenible (PMSY), elaborado por una empresa contratada para tal fin, en cumplimiento de un acuerdo del Pleno Municipal. A priori, este documento (cuyo resumen está en la web del Ayuntamiento) podría resultar esperanzador para los que desde hace mucho tiempo abogamos por una forma de desplazarnos más racional, pero tras su lectura detenida, entendemos que se trata de un trabajo muy básico, con algunas carencias y contradicciones.
Sin entrar a valorar en detalle todo el texto consideramos necesario realizar algunas reflexiones. En cuanto a las propuestas generales a desarrollar se olvidan medidas que pueden resultar muy interesantes como la disminución de velocidad en todo el casco urbano, la puesta en marcha de vías señalizadas compartidas con ciclistas, el incentivo de planes de movilidad de las empresas, el estudio de la puesta en marcha de otros modelos de transporte colectivo como el tranvía, en especial hasta los polígonos industriales, la intermodalidad o la creación de pantallas acústicas, entre otras.
Medidas de estímulo y promoción de la movilidad sostenible como la creación de carriles bici, la peatonalización de calles o la potenciación del transporte público colectivo, etc., como propone el PMSY, por sí solas no son efectivas para limitar el abuso que los yeclanos hacen del automóvil y alcanzar una mayor compatibilidad ambiental. A la vez, hay que acometer medidas directas para disuadir y restringir su uso, está demostrado que si no es así apenas hay trasvase entre los modos de movilidad. Así como limitar la promoción de nuevas infraestructuras para el vehículo a motor, ya que ejerce un efecto llamada: nuevo usos y usuarios, agudizando los problemas que estamos pretendiendo resolver.
Consideramos, según lo expuesto, que la propuesta de crear nuevas zonas de aparcamiento en el casco urbano es una seria contradicción, pues lo que se induce es al tráfico motorizado, es decir, ante las expectativas de plazas libres en el casco urbano serán más los usuarios que decidirán acceder o desplazarse por él, congestionándolo todavía más.
Del igual modo, las políticas de ordenación del territorio son básicas para conseguir una movilidad sostenible. La apuesta por el crecimiento de las áreas periurbanas de Yecla (Ciudad- jardín), resulta obvio que supone la consolidación de los insostenibles desplazamientos en vehículo privado. Al respecto, el plan no realiza ningún análisis ni propuesta.
Hace algunos días, coincidiendo con la presentación del PMSY y mientras se escuchaba un maravilloso discurso sobre movilidad sostenible, se ha abierto al tráfico el denominado desdoblamiento de la carretera de Villena, puro ejemplo de que el mensaje, en muchos casos, va por un lado y la realidad por otro. Un buen indicativo es la construcción de un carril - bici totalmente ineficiente: posee un mal diseño, falta de continuidad y accesibilidad, presenta deficiencias en la señalización, firme irregular, lo que dificulta su uso en vez de facilitarlo. Además, los pasos de peatones y de ciclistas hasta la otra parte de la vía, que atraviesan seis carriles, carecen de regulación semafórica lo que supone un grave riesgo de atropello. Lo grave es que este modelo se traslade a las inminentes obras de la Avda. de la Paz, donde, por ahora lamentablemente conocemos que se va ha disminuir la anchura del carril-bici, en vez de limitar de cuatro a dos los carriles tradicionales a ejecutar, ante la demanda vecinal de aparcamientos.
La movilidad sostenible debería caracterizarse por integrar procesos de participación, en este caso no se ha contado con la debida. ANIDA solicitó al Ayuntamiento, el 11 de diciembre de 2008, una reunión entre la Concejalía de Tráfico y la empresa redactora del Plan, para poner en común ideas y propuestas para ayudar a su consecución, sin que todavía hayamos obtenido respuesta.
Sirvan estas breves referencias para que la movilidad urbana sostenible en Yecla, no quede en más de lo mismo, bonitas palabras, más trafico y todos los problemas que acarrea.

Yecla, 21 de mayo de 2009
ANIDA

1 comentario:

  1. Anónimo7:48 p. m.

    http://www.youtube.com/watch?v=EmRJW3goFl8

    ResponderEliminar

Translate