26 de julio de 2010

EL ABEJARUCO EUROPEO


A partir del mes de abril y hasta comienzos de octubre podemos disfrutar con la contemplación de una de las aves mas bellas y vistosas de nuestra fauna, el abejaruco europeo Merops apiaster.
Esta colorida ave de aspecto estilizado tiene una longitud total de unos 28 cm, presenta un pico largo y curvado, iris de color rojo y una larga cola de la que sobresalen las dos plumas centrales. Salvo por algunos tonos en el plumaje la diferencia entre sexos es mínima. Los ejemplares jóvenes se distinguen por su colorido más verdoso y apagado y por el color marrón de su iris. Además de estas características, resulta sencilla su identificación por su inconfundible reclamo, que emite constantemente mientras vuela y puede ser escuchado a largas distancias.


En nuestra comarca podemos encontrar al abejaruco en cualquier paraje, pero suele concentrarse en zonas con presencia de cortados, taludes o paredes verticales de consistencia arenosa que utiliza para construir su nido. Durante el mes de abril, macho y hembra excavan en estas paredes una galería de unos 10-12cm de diametro y una profundidad que suele superar los 50cm donde la hembra realizará una única puesta formada por seis o siete huevos. Los pollos nacen generalmente en el mes de junio y son alimentados por ambos progenitores.
Los abejarucos se alimentan de insectos voladores, principalmente abejas, avispas, libélulas y moscardones que atrapan en pleno vuelo. Suelen frecuentar zonas con presencia de colmenas lo que provoca que no gocen de muy buena fama entre algunos apicultores.


Amenazas y conservación
El abejaruco está considerado "De interés especial" en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Las principales amenazas a las que se enfrenta son la pérdida de grandes colonias de cría debido a las molestias ocasionadas por la expansión urbanística, el uso de insecticidas en agricultura y persecución directa de los apicultores, entre otras causas.
La conservación de la especie está muy condicionada a la presencia de lugares adecuados para nidificar, por lo que la creación artificial de taludes en lugares favorables podría propiciar el asentamiento de nuevas colonias de cría.
Texto y fotografías: Oscar Marco




2 comentarios:

  1. C. Lara4:24 p. m.

    Muy bien Oscar, son unas fotos cojonudas

    ResponderEliminar
  2. José R.9:27 p. m.

    Te has superado, Oscar,los fondos difuminados del tele, el de por sí de los bujurucos,las distintas fases, cópula, alimentación, gregarismo ... la leche.

    ResponderEliminar

Translate