20 de abril de 2009

Río Chícamo




-No vamos a poder chicos, lo sentimos, pero se suspende la salida.
-¿Cómo que se suspende, para eso hemos madrugado?
-El cielo está muy mal, ya lo veis. El parte meteorológico no depara nada bueno.
-Vale, vale. Pero ya que estamos aquí, vamos a acercarnos, en Abanilla no llueve nunca...
-Por mi de acuerdo. - Yo también. - Y yo...ya que estamos....
-Eso, va estar inundado, nos vamos a llenar de agua y barro y tal... pero vamos a ir, si no se puede ya buscamos algo por las cercanías para echar un rato....
Así nos acercamos el nutrido grupo a pesar del madrugón, a pesar de la lluvia, a pesar de la incertidumbre que nos depararía el lugar...



La explanada para el aparcamiento en las inmediaciones del nacimiento del Chicamo eran un barrizal, incluso hasta las construcciones de las primeras balsas y carteles del LIC por el amenazado Fartet. 340 msnm Bajo ponchos, chubasqueros, incluso paraguas, fuimos adentrándonos entre las adelfas, palmeras de rambla, lentiscos y pinar siguiendo el curso del río. Primera parada junto a las ruinas del viejo molino para después zigzaguear de una a otra orilla siguiendo un invisible PRL hasta la cueva y el comienzo del estrecho de Gogel donde pondríamos a nivel nuestra habilidad para desplazarnos sobre pequeños guijarros para cruzar de un lado a otro mojándonos lo menos posible. Aquí bien merece otra parada y explicar el antiguo delta como suceden los estratos, viajando mentalmente hasta hace 8 millones de años atrás. Ver las fallas, las distintas eras geológicas y sobre todo disfrutar del paisaje tan bello como inesperado.



Finalizando el primer tramo de nuestro recorrido en la represa con las vistas ya en margas y limos del dicho delta. Ante la disponibilidad del grupo, ya aventurero, nos dispusimos a regresar por el barranco Canelas paralelo donde se encontraban con mayor facilidad bivalvos, ostras, corales, etc. entre farallones arenosos de mas de 15m. Nuevamente echamos kilos a nuestro calzado con el barro añadido. Pero si una rambla con agua es interesante no lo es mucho menos esta otra (aunque para muchos por desgracia no dejan de ser vertederos de basura) Vemos los cultivos ahora abandonados de olivo, almendros, granados y algarrobos para finalizar por los viejos caminos de herradura y de allí a la cantera del triásico a un centenar de metros de los vehículos. Gracias a todos los valientes que han querido y nos han seguido en esta no esperada ruta (por lo meteorológico). Pero no se podía estar cambiando nuevamente de fechas... y la mayoría estaba dispuesta a todo, todo...

Organización ANIDA
Coordinación: Jose María Esteban y Jose Ramón Díaz
Colaboración: Fernando Rico
Texto y fotos: J. R. Díaz


  • Más información sobre el río Chícamo



  • 1 comentario:

    1. Un abanillero1:43 p. m.

      El estrecho no se llama Gogel, sino Cajel, y hay que venir en primavera para verlo en todo su esplendor, y seguir hasta el Partidor donde empieza un sistema milenario de conducción y administración del agua del Río para su utilización para el riego

      ResponderEliminar

    Translate